Se quedó pequeño el barreño

El ritmo de crecimiento es brutal. En tan solo 3 semanas hemos multiplicado casi por 5 nuestro peso y ahora ya no cabemos en el barreño. Penny está pensando en cambiarse a un piso más grande donde puedan entrar todos sus hijos con comodidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *